lavativario

Escaparate de curiosidades. Una suerte de guía de lugares, comidas, libros, discos, bebidas y otros un poco fuera de los estándares más usuales y hecha desde una óptica muy personal. Esas cosas que sólo le recomiendas a tus amigos más cercanos.

Tuesday, January 30, 2007

Memorias del Hay Festival (I)

Lo prometido es deuda. Si no me conecté desde allá fue porque estuve metida de cabeza en aquella maravilla. Pero ya de regreso les doy el detalle de lo que vi, oí, comí, bailé y gocé en esa bella y rara ciudad que es Cartagena de Indias, entre el 25 y el 28 de este enrarecido enero en El Woodstock de la mente, como lo bautizó Bill Clinton.

Relato de un Gol
El cuento es más o menos así. Cuando Jorge Valdano anotó un gol definitivo en el encuentro final del Mundial México 86, ante Alemania y que coronó a la albiceleste como ganadora de la copa, todos sus compañeros de equipo lloraron como niños. Todos menos él. En medio de su estupefacción, no pudo comprender el triunfo.
Pasaron tres años cuando una mañana Valdano corría por un parque cercano a su casa. Se llevó un walkman y un casette que le había mandado un amigo, de esos que reúnen saludos y recortes de cosas que a uno le gustan, que solían mandarse a los amigos que estaban lejos antes de Internet. Fue ese casette el que operó el milagro.
El amigo de Valdano grabó la narración que hiciera de aquél histórico encuentro final de México 86 el comentarista favorito del deportista, el mismo al que oía de niño y con el que seguramente soñó más de una vez. Cuando Valdano escuchó aquella voz narrando su gol, entendió todo. Y entonces, en medio del parque, a tres años del triunfo, Valdano lloró como un niño.
“Sólo las palabras pudieron darme la dimensión completa de lo que había hecho. Sólo entonces entendí lo que había sido para mí aquél gol”.
Jorge Valdano es un tipo brillante. En su época como jugador perteneció a la selección que ganó el mundial de Fútbol México 86, además de ganar tres ligas y dos copas de la UEFA, con el Real Madrid, equipo del que fue Director General Deportivo. Ha sido comentarista y entrenador de fútbol y ha escrito tanto sobre el reino de la pelota blanco y negro que lo llaman “el filósofo”.
En un encuentro sobre Literatura y fútbol, con el escritor Daniel Samper Pizano y con el editor cultural de El País de España, Santiago Segurola, en la que dio rienda suelta a todo ese saber que reúne en su cabeza sobre el deporte.
Valdano dice que el fútbol nunca ha sido apreciado en su valor real, porque inspira la desconfianza de las elites, mientras las izquierdas lo ven como otro opio de los pueblos. Para él, en cambio, el fútbol “es la más importante de las cosas no importantes. En Argentina es una compensación casi única de la unidad nacional que no hemos tenido en otros ámbitos. Por eso Maradona es la metáfora de Argentina por excelencia”.

Frases, regalos:
“Así como aquél cuadro de René Magritte decía ‘Esto no es una pipa’, en los periódicos habría que poner ‘Esto no es la realidad’. Si me preguntan la diferencia entre periodismo y literatura tengo que decir que ambas disciplinas se nutren del lenguaje, que es una representación de la realidad. Y en ese caso, son parte de lo mismo”. Esta frase es de Juan José Millás, dicha en una conferencia (otra más) sobre Periodismo y Literatura, de esas que intentan buscar la quinta pata inexistente de la cosa.
Millás dice también: “Una persona puede hacerse una idea muy clara de la realidad a través de un periódico sin leer ni una sola noticia. Si se leen los obituarios, los avisos clasificados, las cartas de los lectores, allí está también una realidad que es innegable”.
“El reportaje es un cuento que es verdad”. Esta la dijo Jaime Abello Banfi, director de la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, en la misma conferencia.

No sólo de literatura vive el hombre
Evidentemente, no podía sobrevivir cuatro días en Cartagena sin comida (y comida de la buena). Para que no se me fastidien los lectores con tanta letra, les voy a ir dejando las recomendaciones, a lo Hanzel y Gretel, en pequeñas migajitas, con cada una de estas entregas, y así lo ven más como pasó: un día, una comida rica.

Café del Santísimo
En Cartagena la cosa sacra tiene una presencia inquietante y estremecedora. Varios restaurantes han tomado el tema y lo explotan en menús variados y ambientes decorados con figuras de santos que, aunque tienen cara de torturadas, le dan un efecto interesante a la experiencia.
Este café está en una hermosa casa con patio interno y un piso de mosaicos que ya vale la pena ver, así uno entre sólo por una cerveza. La comida es elaborada y pretenciosa, pero tiene sus méritos. Los nombres de los platos siguen el juego de lo sacro (los postres, muy oportunamente fueron bautizados igual que los pecados capitales) y tienen varias ofertas de menús nada caros y bastante ricos.
Pero mi favorito, entre lo que probé, fue una entrada. Se llaman Carimañolas y son la quintaesencia de la fritanga maravillosa. Unos pequeños buñuelos de yuca, salados, rellenos con un guiso de carne molida y acompañados con suero de leche. De morirse.
Extrañé un poquito de picante para echarles dentro y un cilantrico picado encima del suero.
El café queda en: San Diego, Calle del Santísimo, No. 8-19, dentro de la ciudad amurallada.

12 Comments:

  • At 12:25 AM, Anonymous Anonymous said…

    hola cyn, en fin, ya te leí, it is fantastic. Ojalá all this british people had the skills to answer you. The awful truth is they don't have them at all... so feel great!!!! Want me to comment every time from time??? The only thing i can say is...... you're great!... please, visit myspace: www.myspace.com/dj_alma_sessions. Or you could send me an email: talmada@yahoo.com:

    Love & kisses:


    t

     
  • At 7:19 PM, Anonymous Cóctel de Hormonas said…

    Excelente Cintia, ojalá nos pudieras dar más daticos de algunos lugarcitos para visitar Cartajena...

     
  • At 9:19 AM, Anonymous Anonymous said…

    Jonathan Gutiérrez:

    Amiga Cynthia, qué bien tu encuentro con Jorge Valdano!!!
    Es sin duda un tipo genial. Para mí fue sumamante placentero y emocionante entrevistarlo. Además escribe muy bien, me sorprendió la calidad de su escritura. Me regaló su libro "Cuentos de fútbol".
    Dos meses después de mi tertulia con el argentino le envié un mail en el que le confesaba que el primer mundial que recordaba de niño era el de México 86', el mundial de Maradona y de Argentina campeón, y que justamente ese momento, el de Valdano metiendo el gol de la victotia en esa final, es un instante que forma parte de mis fotogtamas infantiles y que de alguna forma él era una especie de ídolo para mí.
    Valdano me respondió inmeditamente y me envió un correo increíble.
    Ese es el cuento.

    JG
    p.d.
    Quiero más datos de lugares en Cartagena!

     
  • At 2:08 AM, Anonymous Alejandro said…

    Hola. ya casi eres colombiana. Te falta Calí, Medellín y Santa Marta. En cuanto lo del fútbol te doy dos citas: "ME ENAMORÉ DEL FÚTBOL TAL COMO MÁS ADELANTE ME IBA A ENAMORAR DE LAS MUJERES: DE REPENTE, SIN EXPLICACIÓN, SIN HACER EJERCICIO DE MIS FACULTADES CRÍTICAS, SIN PONERME A PENSAR PARA NADA EN EL DOLOR Y EN LOS SOBRESALTOS QUE LA EXPERIENCIA TRAERÍA CONSIGO"
    NICK HORNBY, FIEBRE EN LAS GRADAS

    “El fútbol no es un asunto de vida o muerte, es mucho más importante que eso”.BILL SHANKLY, técnico del Liverpool (1913-1981)

     
  • At 7:31 PM, Blogger Marifé said…

    hola... escribes muy bien, està de màs escribirtelo...primera vez que entro a tu blog...

    saludos!

     
  • At 4:31 PM, Blogger Dakmar Hernández de Allueva said…

    Hola Cyn
    Qué maravillosa crónica, ya tomo nota de tus recomendaciones gastronómicas...
    Saluditos desde la torre del castillo ;)

     
  • At 1:48 PM, Blogger JP.Meneses said…

    Muy buen relato, dan ganas de haber estado ahí. Por suerte estuviste tu. Saludos!

     
  • At 8:34 PM, Blogger Fashion Graphic Blog said…

    solo he estado una vez en cartagena, es cierto es "rara" pero magica... me fascino este post!

     
  • At 11:30 AM, Anonymous Anonymous said…

    Silvya tus lectores del blog esperamos impacientes el próximo post. No los distancies tanto por favor. : -)

     
  • At 8:58 PM, Blogger Jose Urriola said…

    Cynthia:

    Gracias por esa maravillosa anécdota de Valdano y el gol cuyo llanto eufórico llegó con años de delay. A Valdano, además de la elegancia dentro de la cancha, además de esa manera prodigiosa de perfilarse por la banda como si fuera un dandy engominado sobre patines, le debemos dos grandes compilaciones de cuentos de fútbol que son una gema. Allí conocí el cuento que, hasta la fecha, más risa me ha dado en la vida: 19 de setiembre de 1971 de Roberto Fontanarrosa.

    Le debo un montón a Valdano, acabo de darme cuenta.

     
  • At 11:19 AM, Blogger BODOCKEMAN DE LA CRUZ, MC said…

    Qué buen blog! Un saludo desde elaladelsombrero.blogspot.com

     
  • At 1:33 PM, Blogger Martín said…

    La narración que escuchó Jorge Valdano ese día seguro fué de Victor Hugo Morales. Si te da curiosidad escucharlo y saber algo más saber sobre esta gran figura del deporte argentino, te recomiendo este link http://isladerobinson.blogspot.com/2007/04/por-la-casa-amarilla-y-por-diego.html
    Saludos.

     

Post a Comment

<< Home